Las ventanas de aluminio, un opción sostenible

Imatge en contrapicat d'un edifici amb la façana de vidre i alumini, reflex dels arbres i rajos de sol en contrast.

Las ventanas de aluminio, un opción sostenible

Desde Grabalosa nos preocupamos por la huella de carbono que dejamos, es por ello que ofrecemos soluciones globales e integrales; a más de trabajar siguiendo óptimos procesos de calidad y usando materiales totalmente reciclables como el aluminio; este material ayuda a conseguir entornos seguros, no tóxicos y más respetuosos con la salud, a su vez, es un material sostenible debido a su alta tasa de reciclabilidadcreando un papel clave en la optimización de energía al reciclar, la alta tasa de conservación del medioambiente y ahorro de energía y recursos. . Su capacidad ante la ligereza, maleabilidad y la alta resistencia a la corrosión, hacen que se convierta en un metal apreciado en la industria.

Los edificios en la actualidad deben cumplir con ciertos requisitos medioambientales (como una baja huella en carbono) a más de la fácil implementación de la economía circular en sus materiales. El mal aislamiento de la vivienda constituye el 25% de las fugas, concentrándose en la fachada y los huecos de las ventanas; es por ello, que debemos entender como podemos ahorrar energía. Principalmente, podemos aplicar las ventanas de aluminio, las cuales proporcionan una óptima solución ante ventanas de grandes dimensiones; debido al elevado grueso del material.

Estas son instaladas mediante la técnica de adhesión, proporcionando una mejor unión con la estructura y haciendo posibles diseños más grandes, abiertos y luminosos, incrementando a su vez la resistencia y durabilidad y disminuyendo el tiempo de montado y material. Cuando se realiza la rehabilitación energética en el hueco como en el resto envolvente, podemos llegar a ahorrar más del 40%, a más de obtener nuevas fuentes de luz natural, si se sitúan donde es debido.

Es por ello que en Grabalosa ofrecemos soluciones adaptadas a las necesidades de cada proyecto, adaptándose a las nuevas demandas del mercado y las nuevas tecnologías de construcción.

Para saber más sobre el aluminio, consulte nuestro artículo «El aluminio: el metal verde»